LETRAS CON ARTE

PROLOGO

     Vivencias tristes, alegres, indiferentes… Desde que nacemos todo son vivencias.
     Unas evidentemente importantes, otras intrascendentes. Sin embargo nuestro desarrollo personal está vinculado a las vivencias.
     Reflexionando al respecto considero que algunas las buscamos sin embargo las hay que surgen. Tal vez nos tocan porque forman parte de nuestro recorrido de lo que denominamos vida.
     Personalmente hubiese querido evitar un buen porcentaje de vivencias pero tal vez de haberse cumplido mi pueril deseo no sería quien soy.
     Las vivencias son como la levadura en la masa de cualquier pastel, nos hace aumentar, crecer, nos da forma.
     Como ya he expuesto para todos son imprescindibles, inexorables. Ello hay que exacerbarlo cuando se es escritor ya que son sustancia en estado puro, sin ellas no podríamos escribir porque incluso los sueños y la fantasía están vinculados con las vivencias. Siempre se ha dicho que hasta la ciencia ficción es una realidad distorsionada y realmente es así. Todo tiene que partir de lo que aprendemos, de lo que conocemos.
     ¿Entonces, qué pasa con la creatividad? ¿Simplemente es mezclar lo vivido, lo aprendido para con esa mezcla hacer una miscelánea que antes quizá nunca se hizo y exponer algo nuevo? Tal vez totalmente no, también puede ser como ha ocurrido a lo largo de la historia que la necesidad de inventar para conseguir dar realidad a lo que anhelamos: volar, sumergirnos en las profundidades del mar… haga que usemos, mejor dicho usen unos privilegiados, lo llevamos, digamos en el cerebro, para hacer los sueños realidad.
     Este libro contiene, ya sea por una realidad vivida o una ficción que tiene como pilar o pilares situaciones experimentadas por los escritores, parte de algún instante corto o largo de la vida del autor. Por ello simplemente por la generosidad de compartir la vida merece la pena leer cada relato.

     Victoria Obradors.
     Colaboración gratuita