LETRAS CON ARTE

Juan Carlos Pirali      Título: Rosarito Vera

         Cuando se hace referencia a los héroes, se piensa en el soldado, en el guerrero, en el hábil para el manejo de la espada y el fusil. Pero existe otra clase de héroe que no siempre es tenido en cuenta como tal; es el formador cultural del niño para convertirlo en el mejor defensor de la patria desde lo educativo.
         Resulta innegable que la educación es la base donde debe afirmarse la cultura impulsora del progreso de los pueblos. Ese fue el pensamiento supremo que inspiró a Rosario Vera Peñaloza, la abnegada maestra riojana, nacida en la Navidad de 1873, en Atiles, y fallecida el 28 de mayo de 1950. Recibida de profesora en un instituto de Paraná, provincia de Entre Ríos en 1894, Rosario fue iniciadora de una lucha con objetivos claros y definidos, entregándose con sacrificio a la loable función de planificar proyectos destinados a crear en cada niño, el hábito por el aprendizaje que lo ubicara en el digno camino de la moral, para lograr de esa forma, un futuro de paz y prosperidad, en beneficio del engrandecimiento de la patria.
         Con el objeto de adoptar un sistema educativo para la niñez preescolar, de acuerdo con las características que presentaba la realidad argentina de su época, Rosario se dedicó a estudiar los principios de su contemporánea italiana María Montessori y el pedagogo alemán Federico Froebel. Nutriéndose en ambas fuentes, Rosario extrajo los elementos más convenientes de esa base didáctica, para adecuarlos a las necesidades de la infancia argentina En el año 1900 fundó un jardín de infantes anexo a la Escuela Normal de La Rioja, y posteriormente fundó otros en Buenos Aires, Córdoba y Paraná.
         Su interés por defender las raíces culturales de la Nación, la llevó a crear la cátedra de Estudios Folklóricos Argentinos, por medio de lo cual, el maestro podía enseñar las manifestaciones inmersas en el rico acervo de la cultura popular argentina.
         No caben dudas, que Rosario Vera Peñaloza fue una adelantada en el tiempo, con relación a la educación preescolar en la Argentina y una defensora de la identidad nacional. Además, hay que resaltar el alto espíritu humano que sirvió de guía en toda la actividad que desarrolló, en el ámbito de la educación. En su honor, el 28 de mayo se celebra el “Día Nacional de la Maestra Jardinera” en su país.