LETRAS CON ARTE

Macho      Título: En mi loma de esperanzas


Nicho cruel que te tragaste
esa parte de mi ser
adobando con dulzura
la sin par historia pura
en tierras del frente aquel
Cinco vigilantes guardan
con celo tu inmensidad
de otros que con malicia
quisieron con la codicia
nutrir su cruel fatuidad
Allí hinqué mis rodillas
muy cerca de tu bella estrella
para pedir con bravura
no se reduzcan tu altura
e inconmensurable belleza
Un aedo cantó de júbilo
allá por donde una bala
cruzó silbando la muerte
estrellando con la suerte
de la maltrecha cuchara
Dos ángeles aparecieron
cuando oyeron mi lamento
titubearon al alzarme
cuando un frío hilarante
recorrió veloz mi pecho
Y corrí por las montañas
que custodian anaqueles
dejando en cada lugar
su alma limpia reposar
entre piedras y carteles
Muy cerca de Conectará
detuve su andar errante
y abroche duro el cordón
de sus botas que el labrador
se apuró para bieldar
Volví triste, estaba amargo
traía suelto el amor
hasta me pudo atrapar
la historia de aquel juglar
contada con gran pasión:
Hincó duro él su filo
cuando subieron los guardias
y él con su dura señal
mandó su grito sepulcral
junto con feas aralias
Después miró petrificado
con su imagen más violenta
y su fusil apuntando
al enemigo sangrando
desde entre la enredadera
Ahí sucumbió el desdén,
surgieron algarabías
en bandadas las palomas
surcaron con paz las lomas
desbordantes de alegría
Los niños revolotearon
cuando vieron su presencia
también el analfabeto
ya pudo leer el folleto
que guardó en su residencia
Yo me fui rodando lento
para poderme escapar
su mimo en el recuerdo
me lo llevo hasta ese puerto
donde me enseñó a nadar
Ahora mi descontento
se transforma en puro amor
que entre mi pecho campea
con su caricia sincera
despeinando mi razón
Hoy reposa lene su luz
sin procuras, sin desvelo
a veces será diciembre
octubre, tal vez noviembre
cuando florezcan los cerros
Tal vez estando muy cerca
en alguna parte de Oriente
cubra mi alma entera
con café, mar y palmeras
cuando vea mi poniente